Éste es el Blog del Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove, donde podrás encontrar las opiniones de nuestro director, Rafael Maluenda, y de nuestros colaboradores.
25 de junio de 2016

Álbum de la gala de clausura de la 31ª Edición de Cinema Jove

Punto y final a la 31ª Edición del Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove. Aquí tenéis las mejores imágenes de la gala de clausura, conducida por Ana Álvarez e Iris Lezcano. Tras la ceremonia de entrega de premios, el público que llenó el Teatro Principal de Valencia pudo disfrutar en primicia de la  película Al final del túnel, dirigida por Rodrigo Grande y protagonizada por Leonardo Sbaraglia y Clara Lago. ¡Nos vemos el año que viene!

clausura 01

clausura 10

clausura 11

clausura 15

clausura 13

clausura 18clausura 20

clausura 23

clausura 25

clausura 27

clausura 33

 

 

clausura 36

clausura 39

 

clausura 34

clausura 43

clausura 50

clausura 54

clausura 62

clausura 71

clausura 74

clausura 78

Fotos: Emma Ferrer y Daniel García-Sala

24 de junio de 2016

Daniel Grao: “Almodóvar es más que un director, es un símbolo”

Cinema JoveDaniel Grao, premio Un Futuro de Cine en la 31ª edición del festival Cinema Jove, es el actor del momento. Su Xoan, el atractivo pescador de Julieta, el último film de Pedro Almodóvar ha captado la atención de crítica, medios y público convirtiéndose en el último descubrimiento del cineasta. Sin embargo, Grao lleva muchos años labrándose una carrera tanto en el cine (Fin), la televisión (Luna, el misterio de calenda, Sin identidad) y el teatro (La Piedra Oscura). Con una base de fans que va  desde los 20 a los 50 años (“Todos los targets”, dice él bromeando), el sabadellense disfruta de sus minutos de gloria. Minutos que se convertirán en años, lustros y décadas, puesto que los proyectos le caen del cielo. En breve, trabajará en la adaptación televisiva de La catedral del mar, el archi-famoso best-seller de Ildefonso Falcones para Antena 3, en dónde le veremos con barba y greñas, y seguirá girando con La Piedra Oscura, obra que aún no guarda en un cajón. Hablamos distendida y alegremente con él.

Buenos días, Daniel. ¿Conocías Cinema Jove antes de esta edición?

Sí, lo conocía muy bien puesto que muchos compañeros míos han presentado cortos en anteriores ediciones. En mi época de estudiante, mi amigo del alma, el actor y director teatral Jorge Ramón Serrano, ganó el premio del festival con su corto.

Cinema JoveY hablando de festivales, ¿podrías contarnos un poco cómo fue la experiencia de presentar Julieta en el Festival de Cannes?

Era mi primera vez en el festival y me pareció excesivo a la par que maravilloso. Lo que más recuerdo es como fue recibida la película y ese paseo por la alfombra roja con todo el equipo y la música de Chabela Vargas de fondo. ¡Además, la cinta gustó mucho! Después de la proyección hubo unos aplausos larguísimos… fue todo muy emotivo, como un sueño. Y por supuesto, ¡esa noche lo festejamos por todo lo alto! En mi memoria, Cannes ha quedado como una experiencia muy divertida y llevadera, un poco surrealista, pero muy festiva y emocionante.

¿Crees que Julieta ha jugado un papel clave para que se te conceda el premio Un Futuro de cine en esta edición de Cinema Jove?

Estoy seguro. Sin embargo, creo que ha sido un año en el que han coincidido varias cosas. De pronto el azar tiene eso, hace que confluyan varios proyectos. Me consta que se había barajado mi nombre para otras ediciones, no obstante, creo que este año había demasiadas excusas perfectas para dármelo a mí: Julieta, Acantilado… y ese momento “mío” que estoy viviendo.

Un momento que te has encontrado, ¿no?

Por supuesto. Nunca tienes idea de cuándo va a ser. De hecho se estrenan cosas que tú has hecho hace un año o más, pero mágicamente, todas coinciden en el tiempo, las promociones se juntan y de repente, ¡ese tiempito estás en todas partes!

Puede que Julieta te haya puesto en el foco de atención para un tipo de público, pero realmente había mucha gente, sobretodo adolescentes y jóvenes, que ya te seguía desde Fin, Sin identidad y Palmeras en la nieve.

Trabajando llevo ya unos años, claro. Si sueno más o menos a la gente… siempre depende de lo que pase con el producto en el que estás metido. La televisión, por ejemplo, es una cosa muy inmediata para aparecer, pero también para desaparecer. Se nota mucho la época en la que se emite una serie en la que tú estás y el tiempo en que eso deja de ocurrir. Y más en mi caso, que no he estado en una única serie durante mucho tiempo. Además, me gusta jugar mucho con los personajes y me encanta que cada uno sea distinto de aspecto y personalidad y, claro, eso también distrae a la gente.

Cinema Jove¿Qué me puedes contar del teatro y, en concreto, de la obra La piedra oscura?

Como actor, es el proyecto más arriesgado, honesto y sincero que he hecho. La piedra oscura es la obra en la que siento que pongo más carne en el asador, tanto por la historia como por lo que demanda el personaje. En general, ningún trabajo se debería hacer a medias, pero La piedra oscura es imposible hacerla a medias. O te metes de lleno en ese viaje, o fracasas. Y es un viaje muy intenso emocionalmente aunque luego, en la función, apenas me muevo de un camastro. La obra es solamente una conversación entre dos personajes de una hora y diez minutos. Sin embargo, lo que hay que atravesar emocionalmente y lo que hay que asumir como personaje… es lo más intenso que me ha tocado hacer jamás. No obstante, estoy enamorado de este proyecto y me alegro que se haya hecho tan grande. Nació para estar un mes en la sala princesa de Madrid y lleva ya dos años girando. En septiembre volvemos a Madrid, en el Teatro Galileo, e incluso nos vamos a París. La piedra oscura seguirá en activo hasta diciembre y después no la cerramos en un cajón ni la matamos, sólo nos la guardamos un tiempo.

Cinema Jove¿Conocías la historia entre Federico García Lorca y Rafael Rodríguez Rapún antes de la obra?

De joven compré Los sonetos del amor oscuro, libro que Lorca había escrito al Tres Erres (Rafael Rodríguez Rapún). Sabía que había sido un amor del poeta y que había sido secretario de la compañía La barraca pero no sabía mucho más, porque realmente no hay mucho más de esta figura. Alberto Conejero, el autor de la obra, realmente tuvo que explorar e investigar mucho para alzar una pieza de ficción llena de detalles y nombre verídicos.

¿Cómo empezaste en el mundo de la interpretación?

Yo me metí en este mundo a los 17 años por un profesor de literatura del instituto, Jesús Alonso. Tenía un grupo de teatro para aficionados el viernes por la tarde llamado La mandrágora y hacían textos de autores clásicos. Yo estaba en una época en la que no sabía que quería ser actor y estaba muy perdido como estudiante y en la vida; pero quise probar. Y allí encontré a Lorca, leí Un poeta en Nueva York y el poeta se convirtió en mi primer amor. El primer espectáculo de la compañía, El ritmo de la serpiente, basado en textos de Lorca con música flamenca plantó la semillita de lo que ahora es mi profesión. Sin embargo, tardé un poco más en decidirme.

¿Cuándo te lo planteaste realmente?

Cuando entré en la escuela Nancy Tuñón de Barcelona, lugar que recuerdo con mucho cariño. Las clases de interpretación fueron una herramienta de autoconocimiento maravillosa. En los primeros años no pensaba en ser actor, simplemente me había apuntado para volver a sentir lo que había experimentado en el grupo de aficionados. Sin embargo, las clases funcionaron como una terapia personal. En esa época estaba perdido, confundido y no sabía por dónde tirar. El ambiente familiar era poco propicio; pero en la Nancy descubrí que todo aquello era material para trabajar y entonces empecé a agradecerlo todo: lo positivo y lo que antes consideraba negativo. Siempre digo que la interpretación me salvó la vida, ya que gracias a ello, le di la vuelta a todo lo que consideraba negativo. No fue hasta más tarde que me dije, ¿y si convierto esto en mi profesión? En primer lugar, había entrado en la escuela para reencontrarme conmigo mismo y experimentar con mis emociones, mi cuerpo y mi voz.

1606DGS4737En Fin apareces con Andrés Velencoso y en Acantilado con Jon Kortajarena. ¿Cómo es trabajar con modelos?, ¿impone?

¿Con modelos, perros y niños? (risas) Hombre, son guapísimos, lógicamente. Yo no los conocía personalmente antes de trabajar con ellos, sólo los “conocía” a través de su imagen y en los dos casos me sorprendió el mismo aspecto. Los dos tienen una imagen muy masculina e imponente pero, en realidad, tienen una energía de chavalín. Son majos, relajados y muy suaves en su trato. Pero si no hablas de tú a tú y solo has visto esas fotos que tienen… pues claro, imponen.

¿Qué te parece ser el nuevo chico Almodóvar? Es una etiqueta muy trillada, pero eso sí, una vez la consigues, la tienes para siempre.

Yo estoy encantado de tenerla. No soy muy amigo de las etiquetas en general, pero para un actor, Almodóvar es más que un director o un proyecto, es como un símbolo de alguna manera. Su manera de trabajar es brillante. En algunas secuencias, te deja disparar primero para ver por dónde llevas tú la escena. Entonces, él te hace saber si le gusta o no diciéndote cosas del tipo: “me gusta de gesto y de voz”, es decir, “me gusta la intención que llevas”. Eso no quiere decir, sin embargo, que el trabajo ya esté hecho. A partir de ahí, él juega y moldea. De Almodóvar, sobretodo, recuerdo su sentido del humor.

¿Te veremos en otra película suya?

¡Ojalá! Firmo ya, vamos. Y me encantaría cambiar de look, que el nuevo personaje no se pareciese en nada a Xoan.

Cinema Jove¿Te han salido nuevos proyectos a raíz de Julieta?

Últimamente, ha habido bastante interés mediático. A nivel de promoción he notado la diferencia. Y también, estoy viendo esa “cosa internacional” que tiene Pedro Almodóvar. Aunque la cinta no ha llegado a muchos países aún, su pasó por Cannes, la plataforma internacional de lanzamiento más importante, ha hecho que ya me salgan algunas pruebas fuera del país. Hay movimiento.

¿Podrías darnos tu visión sobre los números de taquilla de Julieta en España respecto a otros países?

Los franceses lo aman. Ya lo vi en Cannes. Y su última película tiene algo más europeo, más contenido, en definitiva, más francés. En España, aunque no fue un fracaso ni mucho menos, tuvo una acogida tibia porque se juntaron algunos factores como la polémica de los papeles y ese cambio de rumbo en el cine del director, que ya no es tan “típicamente almodovariano”.

Por último, ¿qué opinión tienes de las redes sociales?

Pues soy un poco adicto, la verdad. He entrado tarde, pero me ha pillado adicción (risas). Yo lo utilizo mucho laboralmente para informar en lo que estoy y publicar fotos de rodaje. Ahora tengo una website, con un reel general de mi trabajo y, la verdad, estoy muy contento con el resultado.

Texto: Marina Cisa

Fotos: Daniel García-Sala

23 de junio de 2016

Macarena García: “De la confianza del director depende el 50% del éxito de un papel”

palmeras20Macarena García (Madrid, 1988) vuelve a Valencia tres años después de recibir el Premio Un Futuro de Cine de Cinema Jove 2013. En aquel momento acababa de pisar dos alfombras rojas, Goya mejor actriz revelación 2012 y Concha de plata a la mejor actriz en San Sebastián, por su papel en Blancanieves. Ahora regresa al festival con muchos más proyectos a la espalda para presentar el Encuentro Making of sobre Palmeras en la nieve, la taquillera película de Fernando González Molina, galardonada con dos goyas (mejor canción original y mejor dirección artística) en la que Macarena interpreta a Julia. El personaje le fascinó desde el primer momento porque, dice, “es una mujer con una fortaleza sensacional, que lucha con alegría y valentía, algo muy de admirar”. Lo que más le asustó del papel, asegura, era interpretar a Julia de mayor, “pero conté siempre con la confianza de Fernando y de la confianza del director depende el 50% del éxito de un papel. Lo conseguimos y estoy muy orgullosa”.

palmeras12A Fernando González Molina (Pamplona, 1975), director de Palmeras en la nieve, más de un año después del estreno le gusta destacar que la cinta es mucho más que el romance entre Mario Casas y Berta Vázquez “es una película sobre la emigración, sobre la gente que se ha tenido que marchar de su país, un drama de época real, de Guiene en los años 50 y eso fue todo un reto”. También ha recordado que el proyecto fue muy largo por las dificultades en la elección de un reparto tan amplio y variado y por el rodaje en localizaciones muy diferentes (Canarias, Colombia y Benasque).

palmeras16Asegura que tuvo claro desde el principio que quería a Macarena en el papel de Julia, “por su carisma, por su fuerza y por su energía”. Ahora, desde la confianza, la complicidad y el cariño que ambos se tienen, se atreve a recomendarle en público cambiar de registro: “ahora te toca salir de tu zona de confort, tienes que hacer de mala, de hija de puta, un personaje oscuro”.

Pero ese papel tendrá que esperar. En su paso por Cinema Jove, actriz y director, nos han desvelado sus proyectos actuales y futuros. Macarena acaba de rodar la nueva película de Nacho García Velilla, Villaviciosa de al lado, “una comedia pura, con Carmen Machí y gente que admiro mucho” y en agosto comenzará el rodaje de La llamada, la adaptación del musical que lleva varios años en cartel en Madrid. Un proyecto al que está doblemente ligada. Porque lo conoce desde dentro (trabajó en la versión teatral) y porque estará a las órdenes de Javier Ambrossi (su hermano) y de Javier Calvo.

Por su parte, González Molina, director también de cintas de éxito como Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, está inmerso en un cambio total de registro. Se encuentra en pleno rodaje de El guardián invisible, film basado en la novela homónima de Dolores Redondo que cuenta la historia de la inspectora Amaia Salazar y su carrera contrarreloj para encontrar al asesino de los misteriosos asesinatos del valle de Baztán. Un proyecto protagonizado por Marta Etura (Goya 2009 por Celda 211) con el que está muy ilusionado y que describe como “un thriller, una película de cine negro, pero también un drama familiar, el viaje emocional de un personaje” . Además, González Molina está trabajando en la adaptación de la obra de teatro La piedra oscura que. casualmente. protagonizará Daniel Grao, premio Un futuro de cine en esta 31 edición de Cinema Jove.

palmeras08

Texto: Carmen Pastor

Fotos: Emma Ferrer

23 de junio de 2016

Carlos Pumares: “Los festivales son el último refugio del cine”

1606DGS4482Los festivales de cine se nutren de películas, galas, ruedas de prensa, entrevistas, presentaciones, público… y necesitan un ingrediente indispensable, la prensa. Con cientos de festivales internacionales a sus espaldas, los críticos Margarita Chapatte, Carlos Pumares y Antonio Llorens son tres clásicos en Cinema Jove.

“Me gusta mucho venir a Cinema Jove porque veo cine independiente que no podría ver en ninguna parte, ya que la mayoría de las películas no se estrenan”, dice la periodista del programa La Claqueta de Radio Marca, Margarita Chapatte, que viene cada año a Valencia. Miembro de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica, FIPRESCI, Margarita prefiere los festivales pequeños porque “siempre se descubren cosas interesantes y se tiene más contacto con la gente”.

Carlos Pumares, crítico de La Razón, se enteró de que existía Cinema Jove en Cannes, de la mano del entonces director de la desaparecida Mostra, Honorio Rancaño: “yo vengo porque me gusta Valencia y porque soy amigo de Maluenda, no tengo un gran interés por las películas (dice con su habitual sarcasmo) y porque es un festival muy cómodo, tiene 10 películas a concurso y no hay que madrugar mucho para verlas”. Pumares comienza su recorrido anual cada año en Locarno en el mes de agosto, “donde llevo yendo 30 años”. Luego pasa por San Sebastián, Sitges, Valladolid, Gijón y últimamente ha incorporado el festival de Cartagena.

Amateur teens. película

Fotograma de Amateur teens (Suiza, 2015)

Antonio Llorens sabe todo o casi todo sobre Cinema Jove, no en vano escribió junto a Jorge Castillejo el libro del 25 aniversario del Festival. “Felicitamos a Rafa (Maluenda) por la retrospectiva a Rithy Panh, un logro de esta edición de Cinema Jove. Y no hay que olvidar además que Rafa trajo a otros grandes nombres que ya dejaron clara la importancia del festival, como Matteo Garrone, director de Gomorra, quien dijo que “gracias al premio de su primera película en Cinema Jove, había hecho más” , Jose Giovanni, Lauren Cantet o Richard Lester”.

Cleaner y Amateur Teens

De las películas de la sección oficial, Margarita Chapatte apuesta por la cinta suiza Amateur Teens, “una historia que ocurre en un país muy civilizado como Suiza donde el problema no son las armas o la violencia, sino el sexo”. Pumares se decanta por Cleaner. “Magnífica película, la producción checa CISTIC (Cleaner), de Peter Bebjak. Muy leve recuerdo de aquel Cleaner, con Samuel L. Jackson limpiando las escenas de crímenes… En la checa, hay un protagonista que limpia lo que le mandan extraños personajes funerarios, con aroma de relato gangsteril. Pero maravilloso voyeurismo y fetichismo… Muy maja película, probablemente la mejor con diferencia de las vistas hasta ahora, seguramente obviada en el inminente palmarés”, escribía hace un par de días en su crónica diaria sobre Cinema Jove en La Razón.

The Cleaner_03

Fotograma de Cleaner (Eslovaquia, 2015)

Pumares, que tiene un sitio reservado en la sala de cine del Festival de Locarno “lo llamamos el salón porque siempre nos sentamos los mismos críticos y nadie se atreve a sentarse allí”, tiene una mención especial para los guardas de seguridad de festivales como Cannes “que son como ogros” o Venezia, “donde al menos una vez nos permitieron quedarnos a esperar dentro de la sala entre película y película porque fuera estaba cayendo el diluvio universal”.

Llorens, que además es de Valencia, lleva incorporado un archivo cinematográfico en su memoria, no sólo de Cinema Jove, sino de todos los festivales internacionales a los que ha ido y sigue yendo (Cannes, Berlin, Locarno…) nos recuerda que Cinema Jove tiene un duro competidor, el fútbol. “Cada dos años coincide con un mundial o un europeo. Ya se lo escribió en una dedicatoria el director de cine Jose Giovanni al ex director de Cinema Jove, Jose Luis Rado “a este director que es capaz de organizar un festival que coincide con un mundial de fútbol”.

Para todos ellos el futuro de los festivales es incierto porque “como siempre lo primero que se quieren cargar los políticos es la cultura. Nos acaban de quitan un par de ellos, como el de Setubal”,  que era muy bueno por las sardinas que comíamos”, apunta Pumares. Y añade, “a los medios grandes sólo les interesa el Festival de Cannes, pero por el glamour, no por las películas. Si vamos a festivales más pequeños como Locarno o Cinema Jove es porque nosotros queremos, los críticos, no por el interés de los medios”.

1606DGS4520“Hay muy pocos periodistas que viven de esto y también hay críticos de medios que van a los festivales y no ven las películas, como pasó en Venecia con una película que ganó y la prensa española no la había visto porque era una sesión sorpresa”, recuerda Llorens. “Los festivales son el último refugio para ir al cine, pero luego, cuando se estrenan las películas en salas comerciales el público no va a verlas y los cines en el centro de las ciudades están desapareciendo” apuntan los tres.

Sobre si los festivales ayudan a la promoción de las películas, Margarita Chapatte señala que sí, que Mandarinas se vio en Cinema Jove y estuvo nomionada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Además, recuerda el desaparecido festival en Barcelona, la Semana Internacional de Cine en Color, “de la que salió Blow Up”, apunta Pumares, y “donde vimos New York, New York, con el cine lleno, ¡aquello si que eran festivales!”.

“Lo bueno de los festivales es encontrarte a muchísima gente, que no sabes cómo se llama pero nos damos un abrazo y en otro festival, otro abrazo”, dice Pumares. “Pero esto son cosas de la edad, Carlos”, apunta Margarita. “Larga vida al festival Cinema Jove” concluyen los tres.

Texto: Eva Herrero

Fotos: Daniel García-Sala

 

22 de junio de 2016

Las webseries llegan para quedarse

grupowebLas webseries están de moda y Cinema Jove no ha querido quedarse atrás. Por primera vez, el festival incluye en su programación una sección oficial dedicada a este nuevo formato audiovisual. Para Rafael Maluenda, director del festival, la ficción para internet se adapta perfectamente al espíritu inconformista de Cinema Jove: “el formato webserie puede aportar una renovación a nivel narrativo, exige un lenguaje distinto y una renovación estética”.

La novedad de esta sección ha despertado mucho interés mediático por la calidad de los 20 proyectos a competición y por el prestigio del jurado, que ha querido compartir su experiencia con los medios de la ciudad durante un desayuno informativo. 

Michael Ajawke, director del ‘Web Series Festival’ de Los Angeles y jurado de esta sección, ha comparado las webseries con los comienzos del hiphop, “duros y sin reconocimiento”. Según Ajawke, “al contrario de la industria del cine y televisión, las webseries fueron infravaloradas en sus inicios, pero afortunadamente este sector está en crecimiento”. De hecho el ‘Web Series Festival’ de Los Angeles, el más importante del mundo en este formato, es todo un referente.

desayunoPese a ser una propuesta relativamente nueva, el nivel de las webseries es cada vez más alto. Los proyectos están cada vez más profesionalizados y cuentan con más presupuesto. “La webserie es un formato nuevo, fresco y con mucha fuerza. Muchas veces los creadores de las producciones de televisión acuden a los creadores de webseries para renovar su parrilla”, asegura Michael Ajawke.

Según Antoine Disle, director de la distribuidora internacional Rockzeline, la ficción online responde a una revolución técnica: “las webseries copian los formatos de televisión, sobre todo de las sitcom, pero rompen sus reglas. Es un nuevo medio y una nueva vía de expresión para los jóvenes”.

Para Gonzalo Gurrea, creador de la webserie Fracasados por el mundo, uno de los principales problemas que, al menos en España, puede frenar el auge de este formato es el acceso a la financiación y, por supuesto, conseguir rentabilizar el proyecto. Aún así, se muestra optimista: “muchas veces no reportan dinero pero te abren otras puertas” .

pageLas 20 obras que competirán en la sección oficial provienen de países como Australia, Argentina, Suiza, Singapur, Corea, Italia, Austria, Alemania, Francia, Reino Unido y España. Las coordinadoras de la sección, María Albiñana y Ana Ramón, han querido mostrar lo más diverso y creativo que se ha producido para internet en el último año.

Entre los proyectos de la sección tres son españoles y  otros  tres de directores valencianos: Cabanyal Z, de Joan Alomar, un proyecto para intentar recuperar el barrio de Cabanyal; Escabeche, creada por Andrea Invierno, Raquel Cambralla y Sofía Tatay como parte de una iniciativa popular para recuperar los bares valencianos de siempre; y Ma femme est pasteure, creada por el valenciano afincado en Suiza Víctor Costa.

Texto: Ely Romero y Carmen Pastor

Fotos: Daniel García-Sala

21 de junio de 2016

William Miller: “Me encanta hacer reír, no me gusta hacer llorar a la gente en su tiempo de ocio”

VALENCIA// Cinema Jove. William Miller Jurado Seccion Oficial Largos. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

William Miller (Windsor, Reino Unido, 1978), jurado de la sección oficial de Largometrajes de la 31 edición de Cinema Jove, es un gran amante de la comedia, el género en el que se siente más cómodo. Pese a su atractivo físico asegura sentirse más cómodo en papeles secundarios que en los de galán. Miller llegó a España de niño y comenzó su carrera en televisión en series tan conocidas como Cuéntame cómo pasó, Los Serrano o Aída, a las que siguieron, con los años, otras como Isabel, Alatriste o Sr. Ávila. En 2003 rodó su primera película, Tempus fugit, y desde entonces ha trabajado en una veintena de producciones. En la actualidad, tiene pendientes de estreno las películas Ruta madre, Midnight Man y El tamaño sí importa. De todo ello y mucho más hemos hablado largo y tendido con él.

VALENCIA// Cinema Jove. William Miller Jurado Seccion Oficial Largos. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

Es tu primera vez en Cinema Jove, ¿qué te hizo decidirte cuando te ofrecieron ser jurado de la sección oficial de largometrajes?

Hay veces que me cuesta ver cine. Desde que empecé a ser actor, el cine dejó de gustarme tanto como me gustaba antes. Muchas veces me tengo que obligar a ir y esto, ser jurado, es una forma de obligarme a ir, de reencontrarme un poco con el séptimo arte y dejarme sorprender, pero es cierto que desde hace años me cuesta ir al cine.

¿Qué te está sorprendiendo de este festival en el que hay una oferta muy amplia de cine de la Europa del este?  

Lo que más me ha sorprendido es el nivel y la calidad del cine que se está haciendo. Aquí en España estamos acostumbrados a ver cine comprometido con España o con la historia de aquí; y allí podrían contar mil y una de las mierdas que han pasado por culpa nuestra, por culpa de Europa en general, y sin embargo hacen un cine muy comprometido con las personas, que se podría trasladar a cualquier país del mundo.

¿Podrías recomendarnos algún título?

No, no puedo. Ayer estuvimos hablando (el jurado) que al haber un solo premio nos está costando decidir las bases para elegir, si es una película que simplemente nos ha hecho disfrutar de un viaje, si es una película que nos ha hecho pensar, si es una película que nos ha hecho debatir entre nosotros… Hasta ahora, la que más no has hecho hablar, no digo que nos haya gustado más o menos, ha sido Humidity, y se la recomendaría a cualquier persona de cierta edad, que tenga algo de vida a las espaldas porque es maravillosamente complejo cómo se cuenta la historia. Y es una opera prima.

Sí, de hecho es el director más joven de la sección oficial, es del 1985.

Sí, sí, es su opera prima, antes hizo cuatro cortometrajes y luego 8 capítulos de Factor X, pero si sigue por este camino no tiene límites.

VALENCIA// Cinema Jove. William Miller Jurado Seccion Oficial Largos. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

Has hecho mucha televisión, has estado en prácticamente todas las series. También cine y teatro y ahora estás en algunas producciones internacionales, ¿es así?

Desde hace 4 o 5 años he empezado a abrirme puertas en EEUU y en Sudamérica porque aquí la cosa está como está. Creo que estoy un poco peleado con la industria de España porque tiene poco que ver con lo que sabes hacer y llega un punto que lo que necesitas es escapar un poco para recargar las pilas.

Viniste a España muy joven y no quisiste marchar a trabajar fuera, ¿por qué?

Llegué a España de pequeño por trabajo de mis padres y me crié como cualquier niño español y cuando empecé a dedicarme en serio a ésto uno de los primeros trabajos en Madrid fue en Cuéntame y era un trabajo en el que hacía de inglés. Después de ese papel estuve como dos años sin trabajar, la gente no me quería porque pensaban que no sabía hablar español. Ese es uno de los motivos por lo que pasan cosas que no soporto, que nadie se pare y diga llámale por teléfono a ver qué tal… yo, que no soy nadie, me considero afortunado por dedicarme a este oficio, pero tengo amigos actores magníficos a los que no les han dado la oportunidad. Hoy en día cogen antes a quien tenga unos cientos de seguidores en twitter que a alguien que ame esta profesión y esté preparado.

VALENCIA// Cinema Jove. William Miller Jurado Seccion Oficial Largos. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

Imagino, por lo que dices, que no tienes muy buena opinión de las redes sociales, ¿no?

Para mi es el peor invento que existe. Como ventana a promocionarte o a compartir tus ideas e inquietudes no es mala cosa, sobre todo si es alguien que tiene fans que quieren saber más de él. Pero mezclar eso con exponer constantemente tu vida, que no debe ni tiene que interesar a nadie… y, sobre todo, me parece imperdonable que para el estamento que nos da trabajo sea más importante cuanta gente te sigue que el talento, porque por el camino se van a quedar muchos cadáveres de gente que ha nacido para esto. Es como decir yo quiero que me opere ese cirujano que tiene un millón de seguidores y te dicen, ¡pero si no ha operado nunca!…

En ese sentido, con bastante frecuencia se elige a los actores analizando cuánto han recaudado sus últimas películas y cuántos seguidores tienen. ¿Qué opinas de ese modelo?

A mi cuando en una rueda de prensa me preguntan en que te fijas para escoger un trabajo, yo siempre digo: en que me lo ofrezcan. No hay tantos proyectos, haces lo que te dan. La recaudación no depende del actor, no se sabe por qué funciona o no una película en este país y que el hecho de que no funcione recaiga sobre los hombros de un actor… odio que nos echen en cara que vivimos la parte más glamourosa, que los guionistas o los productores no tienen el respeto que deberían… pero cuando la cinta resulta un fracaso somos los primeros en recibir la crítica. Si el actor no es bueno la culpa es del productor y del director por haberle elegido y si el el guión no es bueno por mucho que haga el actor no puede mejorar la película.

Cinema Jove

¿En que género te sientes más cómodo?

Yo soy más un Antonio de la Torre, que un Mario Casas. Soy un actor de personajes, personajes secundarios muy bien trabajados, no soy un galán, un protagonista. Antes de Los miércoles no existen, contar conmigo en un casting de comedia era impensable. Nadie apostaba por mí, decían que no servía. Y ahora solo me llaman para comedia. Curiosamente es lo que se me da mejor, lo disfruto más, se me da bien el tempo y el ritmo, la cabeza me funciona mucho más rápido en comedia. Soy mejor actor cómico. Ante todo, los actores somos juglares modernos. Si puedo pasar el resto de mi vida haciendo reír a la gente, lo prefiero mil veces más a hacerles llorar. No voy a decir que el drama es fácil, porque escribir un guión y conseguir un buen personaje dramático nunca es fácil, pero si no eres un actor nefasto, te dan cuatro líneas y un poco de música, la gente llorará. Pero hacer reír… esto es otra cosa, es mucho más difícil. No es sólo el texto, tienes que ser muy fino, tener ritmo… Yo considero que mi trabajo es entretener. Y me gusta hacer reír, puesto que para llorar ya tenemos los políticos y otros asuntos de la sociedad ahora mismo… no me gusta hacer llorar a la gente en su tiempo de ocio.

¿Crees que se te ha encasillado en papeles concretos?

A la gente le gusta encasillar. Hay una falta de imaginación enorme y debes demostrar tu abanico de posibilidades como puedas. Yo he pasado de ser el chico que no puede hacer de español por la pinta ni el habla a no ser considerado para interpretar un personaje inglés porque palabras textuales, “William, sabemos que tu sabes hacer bien de inglés pero preferimos uno de verdad”. Eso es lo que a veces te obliga a decir: me voy, necesito airearme para volver con la cabeza más centrada y seguir aguantando la pelea. Si fuera por dinero, no estaría en España. Pero hay un punto en que el quiero pensar que 20 años de mi vida han servido para algo. No creo que haya serie en la que no haya salido y tengo más de 20 películas a mis espaldas. Siempre vuelvo porque es mi país, es mi casa y quiero pensar que el bagaje actoral que tengo aquí sirve de algo. Trabajar fuera de España, de actor, es mi plan B.

Cinema Jove¿Qué opinas del cine español actual?, ¿en qué te fijas a la hora de ver una película?

No suelo fijarme en las sinopsis, ni en la edad ni el sexo del director… no me quiero dejar coaccionar por nada a la hora de ver las obras. La última película española que vi fue Cien años de perdón de Daniel Calparsoro, una película que tenía la intención y el objetivo de entretener y eso me parece muy loable. En España se hacen tan pocas películas para el público… Y deberían hacerse mucho más. Sobretodo si es una industria que está financiada por fondos públicos, por el público en definitiva, ¿no? Pues tendría que hacerse cine pensando en el público, no en los cineastas. Hacemos arte (si llamamos al cine el séptimo arte) para ser visto por un público, no para complacerte a ti mismo. Si empiezas un proyecto pensando en eso, estás faltando a ese “arte”. Actualmente, sólo Mediaset y Atresmedia siguen haciendo industria. Y  luego algunos productores, algunos enamorados del cine y otros… no tanto. Eso sí, valientes todos.

En teatro participaste en el reconocido montaje 40 Principales: El musical, dirigido por Daniel Sánchez Arévalo y también formaste parte del elenco de la pieza teatral Los miércoles no existen. ¿Qué te atrae del escenario?

Si estreno una obra y la hacemos durante 2 meses, estupendo, puedo estar muy cómodo. Sin embargo, a partir de ahí, me vuelvo muy loco. Siempre he dicho que soy un animal más televisivo porque creo que el reto está allí, hay que estar muy activo y solventar problemas al momento. El cine está todo más calculado y es más pausado. En cambio,  la televisión es muy rápida y tienes los tiempos que tienes. El teatro, aunque cada noche es diferente y nunca dejas de encontrar cosas nuevas en el personaje, cuando pasan dos meses… empieza a ser repetitivo para mí.

Texto: Marina Cisa y Carmen Pastor

Fotos: Daniel García-Sala

20 de junio de 2016

Historias en breve: el cortometraje en Cinema Jove

El cerdo. película

Fotograma de ‘El cerdo’

La Sección Oficial de Cortometrajes  es todo un clásico de Cinema Jove y una de las que más público reúne. Una sección extensa y variada donde encontramos desde debuts prometedores hasta obras con prestigiosos premios. Destacan, por ejemplo, ‘Timecode’, ganador de la palma de oro del último festival de Cannes al mejor cortometraje, ‘El cerdo’, pieza del actor y director teatral Pau Durà, el corto francés ‘La boum de Julie Ferrari’ y ‘23 de mayo’ del reconocido David Martin de los Santos.

En la presente edición se presentan 58 cintas que, como siempre, aún no han sido estrenadas en salas ni en festivales de la Comunidad Valenciana. El menú degustación de este año incluye cortos de todo tipo de metrajes (de entre 4 y 30 minutos), de las más diversas temáticas y de 19 países de diferentes continentes (de Corea del Sur, de Estados Unidos, de Argentina, de Israel, de Croacia y de prácticamente todos los países de Europa). Sugerentes historias que juzgarán José Skaf (director de ‘Vulcania’), Piotr Kardas (director del O!PLA – The Festival of Polish Animation) y Natalia Moreno, actriz (‘Una de zombis’) y directora (‘Ara Malikian al habla’).

Timecode. pelicula

Fotograma de Timecode

La exhibición se ha dividido en nueve programas y, por primera vez, cinco de ellos son temáticos. El programa Opera Prima reúne los primeros destellos de cinco jóvenes, que aportan frescura y sorpresa, dos ingredientes básicos del festival. El programa Retratos documentales ofrece cinco historias donde la cámara retrata a los protagonistas en sus espacios y juega con el tiempo. En De lo real y lo imaginado las historias se mueven en la frontera entre la realidad y la ficción. El programa Metrajes mezclados es una colección de collages donde encontramos desde imágenes de YouTube a archivos oficiales, una excelente muestra de lo que el cine de montaje es capaz. Finalmente, De puertas adentro nos transporta a la intimidad de voces misteriosas, de identidades todavía atrapadas entre paredes polvorientas y secretos de familia… Son historias de vida y de muerte, pero también de aprendizaje y de esperanza.

VALENCIA// Cinema Jove. Encuentro Panorama Valenciano. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

Foto: Daniel García-Sala

Además de las tres cintas valencianas que optan al palmarés de la sección oficial, Cinema Jove incluye una sección dedicada exclusivamente al talento de la tierra, a los trabajos de cineastas valencianos. En esta edición Panorama Valenciano amplía hasta tres el número de programas para mostrar lo más destacado de las producciones realizadas en la comunidad. 21 cintas fuera de concurso pero que este año, por primera vez, optan a un nuevo premio patrocinado por Welab.

Entre los directores más veteranos, aunque jóvenes, de Panorama Valenciano, se encuentran Adán Aliaga (‘The walker’) y Gabi Ochoa (‘Aburrimiento’) ambos con varios largos estrenados. La sección cuenta también con directores multipremiados en todo el mundo con sus cortos, como Jaime Maestro (‘OA’) o Óscar Bernácer (Apolo81′). Grafitti, de Luis Quílez ganó el Méliès d’Argent al Mejor Cortometraje Europeo S.O.F. y está rodado en el extranjero, como otros muchos de Panorama, realizados por valencianos en países como Colombia, Italia, Inglaterra, o Rusia.

VALENCIA// Cinema Jove. Encuentro Panorama Valenciano. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

Foto: Daniel García-Sala

Proyectos de lo más variado de los que pudimos conocer algunos de sus entresijos en un encuentro con público moderado por el joven programador Álvaro Yebra. Entre ellos estuvo Iñaki Sánchez, director de ‘El abrazo’, quien afirmó participar muy ilusionado porque, recordó, que en el año 97 ganó un premio en el Encuentro Audiovisual de Jóvenes. También estuvo la actriz Olga Alemán, que debuta en la dirección con ‘Shituation’, un corto rodado en Londres a modo, dijo, “de gran hermano conmigo misma” en el que describe su experiencia en “una ciudad que está muy bien, pero en la que no encajé, en la que viví una mierda de situación, de ahí el nombre del corto”.

Otra de las cintas de la sección es la de Luis P. Ayuso ‘Rutinarios – Historias de St. Domingo’, un corto rodado con el rap como protagonista en un  barrio conflictivo de Baranquilla donde, explicó su director, “nada más llegar se me volaron los prejuicios y lo que iba a ser una especie de videoclip acabó siendo más un documental.” Otras de las historias que ofrece esta sección son un corto de ciencia ficción ‘Sputnik’, de Vicente Bonet, o ‘The Slow Life: Raúl Micó’, una historia de superación de Carlos de las Heras. Un abanico de temáticas para no perdérselo.

Texto: Carmen Pastor

19 de junio de 2016

Rithy Panh, la memoria viva del genocidio de Camboya

Rithy Panh 006La dictadura de Pol Pot en Camboya y sus trágicas consecuencias marcaron el devenir vital y profesional del director Rithy Panh (Phnom Penh, Camboya, 1964). El retratista por excelencia de la historia reciente de Camboya ha recibido el premio Luna de Valencia en la 31 edición del Festival Internacional de cine de Valencia Cinema Jove.

“Para mí, el concepto más importante es el de la fraternidad. No creo en la igualdad, porque no somos todos iguales, pero sí en la fraternidad, que no es lo mismo”. El afecto entre hermanos o entre quienes se tratan como tales ha acompañado al cineasta Rithy Panh desde niño. Con sólo 11 años consiguió huir del genocidio del régimen de los Jemeres Rojos, la brutal dictadura que en menos de 4 años exterminó a casi dos millones de camboyanos, entre ellos su familia.

Rithy Panh 010Exiliado junto a centenares de compatriotas en un campo de refugiados de Tailandia, Rithy Panh vivió en primera persona el drama del hambre, una situación que, explica, siempre ha aparecido plasmada en su filmografía: Si quieres eliminar la humanidad de una persona, te basta con someterla a la hambruna. Por eso la comida es tan importante en mis películas. El hambre lo cambia todo. Una cuchara, por ejemplo, no es nada más que una cuchara, pero si la comida se sirve en un mismo plato a muchas personas y tu cuchara es más grande que la de los demás, comerás más”.

Panh pudo salir de Tailandia y viajar a París donde tuvo la oportunidad de estudiar en el prestigioso Instituto des Hautes Études Cinématographiques (IDHEC). Se estrenó profesionalmente con ‘Site II’, un documental que le llevó de nuevo, en 1989, al campo de refugiados dónde aún quedaban expatriados que, como él, vivieron el drama de la huida de Camboya. Con su siguiente trabajo, ‘Cambodge, entre guerre et paix,’ inició una investigación sobre las secuelas que los Jemeres Rojos habían dejado en el pueblo camboyano, un argumento que se convertiría en temática clave de su filmografía.

Posteriormente, en 1994, debutó en la ficción con ‘La gente del arrozal’, pero no abandonó su obsesión y en 1996 retomó la memoria de su tierra natal con ‘Bohana, une tragédie cambodgienne’ y en 2003 rodó ‘S-21, La máquina de matar’, un documental convertido en museo del genocidio en el que el cineasta consiguió enfrentar a prisioneros con torturadores.

Rithy Panh 002En Cinema Jove se exhiben 10 cintas claves en su filmografía, desde las más antiguas a otras más recientes como ‘L’image manquante’ (2013), película nominada al Oscar en 2014 como mejor película extranjera. Además, hemos podido compartir con él  impresiones sobre su último proyecto, ‘Exilio’, en el que vuelve a abordar el genocidio de la dictadura de Pol Pot. Un trabajo en el que, explica, la luna tiene un protagonismo especial: la luna puede ser un objeto metafórico o poético, algo a dónde queremos ir o queremos observar, pero también, a diferencia del sol, la luna te indica qué tiempo ha transcurrido: sabes que un ciclo lunar es un mes; 12 lunas, un año. Lo mismo me pasa con las manos: me encanta retratar las manos en mis películas: ya sea la mano del verdugo o la de la víctima, del escritor o del campesino”.

1606DGS2388Panh también nos ha desvelado claves de su forma de trabajar, de su obsesión por ser fiel a la realidad para poder narrar con la mayor exactitud lo que no debe olvidarse: “cuando me documento para mis filmes soy muy obsesivo. Si descubro que un solo dato de la persona entrevistada presenta dudas con respecto a lo que se sabe que pasó en la realidad, vuelvo a comenzar de cero todo el proyecto. Así una y otra vez hasta que el relato es coherente”.

Pero no sólo de cine hemos hablado con el Rithy Panh. También hemos tenido ocasión de intercambiar con él opiniones sobre temas de actualidad como la situación en Francia, su país de acogida: “tengo una posición ambivalente con respecto a las últimas manifestaciones y huelgas en Francia. Cuando pregunto a los manifestantes que por qué protestan, no son capaces de decirme a qué se oponen cuando van a la huelga. Hay cierta parte del sindicalismo francés que no quiere mejorar la situación de los demás, sino mantener sus privilegios”.

De las redes sociales, confiesa que le interesan mucho, pero también que le inquietan: “cuando cuelgo un fotograma en Twitter, me retuitean o me favean de forma discreta. Si pusiera algo escabroso, estoy seguro de que sería mucho más popular. De alguna manera, estamos viviendo la sociedad del espectáculo de Baudrillard”.

 

Texto: Carmen Pastor con la colaboración de Rubén Romero, de la revista Cinemanía

Fotografías: Emma Ferrer y Daniel García-Sala

18 de junio de 2016

Ingrid García-Jonsson: “Yo de mayor quiero ser José Sacristán”

VALENCIA// Cinema Jove. Ingrid Garcia-Jonsson, premio Un Futuro de Cine de la 31 edici—n del festival. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

“Yo de mayor quiero ser José Sacristán”. Así resume Ingrid García-Jonsson el sueño de envejecer profesionalmente como su compañero de reparto en “Toro”. “Me gustaría seguir haciendo películas a los 80 años, como él”. La actriz -que recibió ayer el premio ‘Un futuro de cine’ durante la gala de inauguración de la 31 edición del Festival internacional de Cine de Valencia Cinema Jove- ha explicado esta mañana, con la Luna de Valencia en su maleta, que quiere tener una carrera de fondo en el cine. Sin embargo, la sevillana asegura que siente cierto vértigo cada vez que interpreta un papel y se emplea como si fuera el último.

VALENCIA// Cinema Jove. Ingrid Garcia-Jonsson, premio Un Futuro de Cine de la 31 edición del festival. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.Preguntada por el festival a quién le otorgaría ella el premio que anoche recibió en Valencia, Ingrid García-Jonsson apenas duda unos segundos en contestar: “a la protagonista de El Olivo”, aunque no recordaba su nombre y ha tenido que ser su representante, Lucía del Río, quien le ha apuntado el nombre de la actriz Ana Castillo. También destaca a Irene Escolar, premiada con el mismo galardón la pasada edición de Cinema Jove, como modelo a seguir tanto por sus interpretaciones como por su bagaje cultural y su “cabeza bien amueblada”.

Respecto a los motivos que le ayudan a decantarse por aceptar un papel, la actriz antepone a cualquier otro el nombre del director. En segundo lugar, los actores del reparto; en tercero, el personaje y por último, el dinero que le reporta. Por géneros, Ingrid García-Jonsson señala que en la comedia se siente “fuera de su zona de confort”.

VALENCIA// Cinema Jove. Ingrid Garcia-Jonsson, premio Un Futuro de Cine de la 31 edición del festival. FOTO DANIEL GARCIA-SALA.

 

Pese a su juventud, la actriz se ha convertido en una de las promesas más firmes de la escena audiovisual española. Desde que protagonizara, hace dos años, la película de Ángel Rosales “Hermosa juventud” no ha dejado de enlazar proyectos. “Toro”, “Acantilado”, “Gernika”, “En zona hostil” o la serie de televisión “Apache” son ejemplos de su ascendente trayectoria y, al mismo tiempo, una demostración de su versatilidad. La joven promesa demuestra ya una clara capacidad de adaptación a distintos géneros y registros.

1606DGS2588Motivos que han sido decisivos para que el Festival Internacional de Cine de Valencia Cinema Jove haya decidido otorgarle el galardón ‘Un futuro de cine’.  “Este premio es una inyección de confianza. Es un regalo, pero sobre todo una gran responsabilidad y espero estar a la altura”, comentó al recibir la Luna de Valencia.

Fotos: Daniel García-Sala

Texto: Carmen Pastor y Eva Montesinos

18 de junio de 2016

Las imágenes de la inauguración de la 31 edición de Cinema Jove

La 31 edición de Cinema Jove ya está en marcha. Aquí os dejamos un breve repaso visual de la gala de inauguración del festival celebrada en el Teatro Principal de Valencia.

1606DGS2004

José Luis Moreno, Abel Guarinós, Ana Alvárez, Rafael Maluenda e Iris Lezcano. Foto: Daniel García-Sala

 

1606DGS2020

Frank Feys, Cristina Perales y William Miller. Foto: Daniel García-Sala

 

1606DGS2051

Rafael Maluenda, Rithy Pahn e Ingrid García Jonsson. Foto: Daniel García-Sala

 

1606DGS2260

Ana Alvárez. Foto: Daniel García-Sala

 

1606DGS2274

Iris Lezcano. Foto: Daniel García-Sala

 

1606DGS2218

José Skaf, Natalia Moreno, Cristina Perales, William Miller y Frank Feys. Foto: Daniel García-Sala

 

1606DGS2241

Masa Markovic. Foto: Daniel García-Sal

 

1606DGS2323

Ingrid García Jonsson. Foto: Daniel García-Sala

 

1606DGS2418

Rithy Pahn. Foto: Daniel García-Sala

 

Ingrid García Jonsson, Rafel Maluenda y Rithy Pahn. Foto: Daniel García-Sala

Ingrid García Jonsson, Rafel Maluenda y Rithy Pahn. Foto: Daniel García-Sala